16 de abril de 2017

Diabetes y psicología

Yo nunca me he sentido deprimida por tener diabetes (aunque conozco gente que sí), en general soy una persona bastante alegre, pero sí me he sentido triste y cansada por tener que estar constantemente controlada y vigilar cada cosa que haces. Supongo que es un sentimiento normal. Las personas no pueden estar todos los días de su vida 100% alegres, pero mi carácter me ha ayudado siempre a ver esta enfermedad como un vaso medio lleno, que no medio vacío.