7 de junio de 2015

Viva las personas moñas

Este post lo escribo en honor de todas aquellas personas que somos unos moñas. Puedes identificarnos porque somos personas hipersensibles y de lágrima fácil.

Yo misma, llevo dos días que si enciendo la radio corro el riesgo de morir por deshidratación. Y no te digo nada con la televisión. ¡¡Pero si lloro hasta con los casos no resueltos del CSI!! Lo mio no es muy normal, también te lo digo.


Y diréis, "¿¿pero que te pasa??" Pues el amor, que va a ser. Y es que el amor duele, y si no duele de vez en cuando, es que no está vivo. Es inevitable que las personas que te quieren a veces te lastimen, y viceversa.

Pero para eso se inventaron las canciones moñas y las películas lacrimógenas, para desahogarte sin necesidad de matar a nadie. Porque cuando te peleas con tu media naranja, hay que pasar por unas cuantas fases... una es la fase del melodrama, o sea llorar como una magdalena, y otra es la fase Dexter, o lo que es lo mismo, las ganas de arrancarle los ojos, pero todo desde el cariño y el amor, que quede claro, y todo esto para sacarte la espina que llevas dentro.

Y es que, ¿quién no ha tenido alguna vez una super bronca con su costillita y se ha pasado tres días oyendo música triste? Triste al nivel Alex Ubago no, que tampoco es cuestión de rizarse las venas, pero si al nivel de Pablo Alborán o Funambulistas o Pablo López o Luis Fonsi. Moñas sí, empalagosos no.

¿Y por qué la gente oye canciones tristes o ve películas que son un drama cuando está hecha polvo? Una vez leí un artículo que decía que las personas hacemos esto porque tenemos la necesidad que alguien nos entienda en estas situaciones, y vemos reflejadas en las letras o en los argumentos nuestras propias historias. Ya sabéis lo que dicen, mal de muchos consuelo de tontos... pero funciona.

Yo personalmente, después de oír en modo "bucle infinito" la canción "Te espero aquí" de Pablo López, donde dice "solo quiero volver a verte [...] no se si te abracé lo suficiente", ahora voy a pasarme a la película "Moulin Rouge", porque creo que aún no me he sacado del todo la espinita y me quedan ganas de llorar y desahogarme, así que ¡¡viva las personas moñas!!