8 de julio de 2015

El verano está sobrevalorado

Igual es que soy un bicho raro, pero a mi, no me gusta el verano. Ala, ya lo he dicho. Lo paso muy mal cuando hace calor (no te digo nada cuando hay una ola de calor) y cuando digo esto la gente me mira raro. Pero me da igual, pienso que el verano está sobrevalorado, y alguien tenía que decirlo.

Que sí, que está muy guay ir a la playita a refrescarse... Será guay para el que la tenga cerca. El que no, tendrá que conformarse con las piscinas públicas (de precio más o menos asequible) llenas de niños (y no tan niños) que se mean dentro. Y aunque tengas la playa cerca, lo más probable es que esté llena de turistas y tengas que pegarte con alguien para poner la sombrilla.

Madre mía, ¡que calor!
Que sí, que el día es más largo y hay más luz y la luz da alegría... Que quieres que te diga, que a las 10 de la noche siga siendo de día no lo veo normal, como dice una amiga mía "eso es antinatural".

Que sí, que en las terracitas se está muy bien tomando una cervecita... Para el que pueda ir todos los días a una terraza y le guste la cerveza con mosquitos o cucarachas, o con humo de tabaco rodeándote, o si te gusta que te de una insolación (porque la sombrilla nunca tapa todas las sillas, admitámoslo). La sensación de estar deshidratado es tan genial...

Que sí, que 30 grados es una temperatura muy agradable después del largo y frío invierno... ¿Largo? ¿Frío? Pero si aquí en Valencia el invierno cada vez dura menos y es más cálido. Además, cuando a las 12 de la noche aún tienes esos dichosos 30 grados, que lo único que hacen es que des vueltas en la cama, de agradables tienen poco.

Que sí, que la ropa de verano es más alegre y más bonita... Pero es que resulta que las que gastamos más de una talla 42, ir con falda o short en un día de calor, con lo que suda la entrepierna y lo pegajosas que estamos (otra de las ventajas de la humedad de vivir cerca de la playa), y si encima caminas con las piernas juntas, se nos irrita la piel de forma espectacular, que luego te toca ir tres días caminando como si hubieras perdido el caballo.

Necesito aire
Que sí, que existe la posibilidad del aire acondicionado o los ventiladores... Pero con el precio de la luz, ya me dirás tú a mi quién puede permitirse tener toooooodo el día el aire puesto o el ventilador enchufado, sin hablar de lo malo que es el aire acondicionado para las personas y para el medio ambiente, que ese es otro tema...

Yo, para mi gusto, mi opinión personal, es que los meses desde abril hasta octubre los suprimiría, me los saltaría con un chasquido de dedos, me teletransportaría en el tiempo para ahorrarme los sofocones.

Y es que los que vivimos de la cordillera cantábrica para abajo, el verano no lo llevamos tan bien.