23 de septiembre de 2015

Independencias varias

Que mejor tema para volver a escribir en el blog que hablar de la independencia de Cataluña. Si lo hacen todos ¿por qué no lo voy a hacer yo? Faltaría más...

Vaya por delante que yo no quiero que se separe nadie, ni que se rompa nada, Dios me libre, pero entiendo perfectamente que algunos se quieran ir del país. ¡Si hasta yo lo haría en más de una ocasión de este país de pandereta! Como diría la gran Mafalda "que paren el mundo que me bajo".
Más amor y menos tonterías, ya verías tú como se acabarían tantas historias sin sentido.
"Los amantes" de Virginia Palomeque
¿Habéis visto u oido la entrevista de Rajoy en Onda Cero? Por favor, pero que pena de hombre... ¿Como no van a querer independizarse los catalanes oyendo a todo un presidente decir semejantes tonterías? Vamos, que oyéndolo hasta los murcianos y los extremeños se querrían ir del país... Si hasta con lo mal que me cae este hombre (ha hecho muchos méritos para ganarse ese puesto) ¡¡me daba lástima!! Viendo la entrevista, no sabía si era una entrevista o estaba en el club de la comedia... Que vergüenza ajena, por favor...

A raíz de ver a este hombre hacer el ridículo opinando sobre Cataluña, he visto un montón de gente y periódicos y periodistas opinando (algunos parece que son futurólogos) y diciendo "como te separes de España te vas a cagar", a lo que he pensado, "no es posible que yo sea la única que vea que con este tipo de mensajes de miedo lo único que van a conseguir es justo lo contrario a lo que pretenden". Yo no soy la más lista del país, ni si quiera la más lista de mi clase, y me doy cuenta de eso... Así que todos estos periodistas y periódicos no sé a que juegan...

En mi ciudad también sufrimos un caso grave de independencia (llámalo independencia, llámalo no aguanto a mi vecino) desde que yo tengo memoria. Es muy duro ser de un pueblo o una ciudad donde el 10% de los vecinos te odian y no quieren saber nada de ti y quieren levantar un muro que separe la ciudad en dos (que le pidan ayuda a Mas o a los húngaros). Esto es lo de siempre, no son muchos, pero son los que más ruido hacen.

La verdad es la que es, y durante mucho tiempo a los vecinos del barrio obrero se les menospreciaba por parte del ayuntamiento y de los vecinos del casco antiguo. Eran emigrantes, venían de fuera, no hablaban la lengua del terreno, eran como un gueto... Así que donde siembras, recoges. Con lo cual, hoy en día, algunos de los hijos y nietos de aquellos inmigrantes que se instalaron en la ciudad, han heredado el odio y malestar de sus abuelos o padres. Como dicen por aquí, "això es així" (esto es así). Esto si que es una herencia envenenada, y lo demás son tonterías.

Para más información sobre independencias varias, acercaros a cualquier población que tenga dos núcleos más o menos grandes, y ya veréis como Villarriba y Villabajo, pese a ser la misma ciudad, una reniega de la otra, porque la otra ha maltratado a la una... Y tú más... Y así hasta el infinito y más allá.

Que manía con levantar fronteras le ha entrado ahora a todo el mundo.